Fertilidad después de la vasectomía

fertilidad

La  vasectomía  es  una  técnica  anticonceptiva  permanente  que consiste  en  cortar  la  comunicación  entre  los  testículos  y  el  canal  de salida del semen para evitar que al eyacular salgan espermatozoides y haya posibilidad de embarazo.

Ante el deseo de la no descendencia, una pareja que decida una anticoncepción permanente puede optar por una ligadura de trompas para la mujer o por una vasectomía en el varón, ambas técnicas tienen una eficacia similar, de más de un 99%.

La  mejor  prevención  consistirá  en  realizar  un  buen  asesoramiento previo y aconsejar la criopreservación de semen antes de la vasectomía,  para  ayudar  a  que  sea innecesario realizar tratamientos posteriores, en caso de tener deseo de nueva gestación.

Posibilidades terapéuticas de embarazo tras la vasectomía:

Vasovasostomía:  consiste  en  unir  de  nuevo  los  extremos  de  los conductos  deferentes  que  se  bloquearon  en  la  vasectomía.  De esta  manera,  se  permite  que  los  espermatozoides  formen  parte del eyaculado y, con ello, se abre de nuevo la posibilidad de embarazo  natural.  En  caso  de  que  la  reversión  no  sea  posible o no permita recuperar la calidad seminal, la reproducción asistida ofrece otras posibles soluciones. 

Fecundación  in  vitro  con  ICSI:  Inyección  intracitoplasmática  de espermatozoides recuperados de testículo, epidídimo o conducto deferente para poder lograr el embarazo después de la vasectomía.

Biopsia  testicular:

 Este  procedimiento  consiste  en  la  extracción  de espermatozoides  directamente de los testículos; es tomar una muestra de  tejido  testicular  de  los  túbulos  seminíferos,  con  el  fin  de  encontrar en  ella  espermatozoides  que  puedan  ser  empleados  para  fecundar  el óvulo mediante la técnica de ICSI. 

Con esta técnica es posible obtener espermatozoides incluso en varones con cifras elevadas de FSH y volúmenes testiculares disminuidos.

Esta intervención ambulatoria puede realizarse el mismo día de la FIV-ICSI,  en  fresco  o  antes  del  inicio  del  ciclo,  en  este  caso  la  muestra obtenida es criopreservada y se descongela el día de la FIV-ICSI.

La  ICSI  con  espermatozoides  obtenidos  de  origen  testicular  permite resolver  casos  de  ausencia  de  espermatozoides  en  el  eyaculado,  como en  el  caso  de  haber  realizado  previamente  la  vasectomía,  ayudando a muchas parejas a haber cumplido el sueño de ser padres.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Más populares: